TRUCOS PARA MANTENER TU CASA ORDENADA.

Para tener la casa en orden no es necesario ser un experto organizador, basta con aplicar el sentido común, tener cierta constancia y desprenderte de todo aquello que no usas, sí, has leído bien. El hecho de ser ordenado se aprende y con los siguientes trucos verás como es mucho más sencillo de lo que parece.

CUANDO UNA COSA ENTRA…¡SALEN 2!

Según expertos del orden, el mejor modo de reducir las cosas que tienes en casa es que cada vez que adquieres algo nuevo, has de deshacerte de dos cosas de la misma categoría.

GUARDA LOS JUEGOS JUNTOS

¿Eres de los que cuándo vas a hacer la cama nunca encuentras la bajera o las fundas de almohada que van con esas sábanas? ¡Tenemos la solución! Guardarlas por juegos. ¿Qué cómo se hace? Cuando las planches aprovecha la funda de la almohada para meter dentro las sábanas y la bajera. Te quedará un paquete fácil de guardar y encontrar.

¡ETIQUETAS SÍ!

Guardar objetos y complementos en cajas es un súper truco que consigue que todo tenga un lugar establecido y siempre sepas dónde lo vas a encontrar. Lo ideal es escoger todas las cajas opacas e iguales, ya que quedarán más elegantes y mucho más ordenado visualmente. Pero…¿cómo distinguir las cajas si todas son iguales? Para ello están las etiquetas que te permitirán identificar lo que contiene cada caja en todo momento.

USA LO QUE GUARDAS

Esto es aplicable a la ropa, objetos de cocina, complementos, vajillas, etc. No tengas una preciosa sopera a la vista en tu cocina o salón si nunca la utilizas. ¿Qué hacer con ella? Puede ser la base de un centro de flores, o haz uso de ella para las sopas o cremas del día a día. No es necesario que sea una ocasión especial para usarla. Las cosas están para disfrutarlas.

ORDENA TU ARMARIO POR USO Y COLORES

Aplica la lógica de tu día a día cuando vayas a ordenar tu armario. Coloca lo que más te pones en las zonas más accesibles de tu armario y ordena la ropa por colores, ya que además de bonito, te resultará más práctico. Esto también puede aplicarse en los libros de las estanterías, en la despensa, etc.

Un truco que igual puede servirte para darte cuenta de lo que usas o no de tu armario, consiste en poner el gancho de la percha al revés en las prendas que no sueles ponerte. Si en unos meses la percha sigue estando del revés, querrá decir que no te lo has puesto en la última temporada, por lo que podrías deshacerte de ello.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

follow us