Si con la primera bajada de temperaturas corres a rescatar las mantas de invierno, este es tu sitio.

Te proponemos una selección de mantas de diferentes estilos y materiales para que te enfrentes al invierno sin una pizca de frío.

Las mantas de punto XXL. Son una de las más elegidas por todos los públicos, ya que todo lo que tienen de decorativas lo tienen de abrigadas y calentitas. Son un imprescindible para para las tardes de película o lectura.

Las mantas de lana. Son las mantas de siempre, posiblemente las que usabas en tu niñez, ya que su principal ventaja es su poder aislante y su capacidad de mantener el calor corporal.

Mantas de color. Si en tu habitación o salón predomina el blanco, atrévete con mantas de colores o estampados. Verás cómo cambia y enriquece el ambiente.

Mantas de pelo. Ya sean sintéticas o naturales, estas mantas caldean cualquier ambiente, sobretodo son ideales para espacios rústicos o nórdicos, convirtiéndose en una opción muy confortable para vestir desde la cama hasta el sofá.

Mantas de colores neutrales. Las mantas de color blanco, beige, mostaza o colores tierra aportan al espacio calidez, naturalidad y luminosidad.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

follow us