¿DISCREPANCIAS ENTRE CATASTRO Y REGISTRO?

En España existen dos registros inmobiliarios: el Catastro y el Registro de la Propiedad. Estos registros sirven para acreditar las características de los bienes inmuebles. No obstante, es frecuente que en edificios más antiguos los datos con los que cuentan cada uno de ellos no coincidan.

Las discrepancias suelen darse en la superficie, volumetría, linderos de la finca…

¿Qué debo hacer si los datos de mi vivienda no coinciden?

Si se detectan discrepancias es importante proceder a subsanarlos cuanto antes. Mientras exista la discrepancia, la entidad que prevalece es el Registro de la Propiedad, ya que el catastro no es más que un registro administrativo de todos los inmuebles de España.


Para ello, deberemos descubrir cuál de los dos organismo está equivocado. Una vez detectado dónde está el error, la Ley Hipotecaria habilita diferentes vías para solventar las discrepancias entre el Catastro, el Registro de la Propiedad y la realidad física de las fincas.

Algunas de ellas son las siguientes:

  • La inscripción de la representación gráfica georeferenciada de la finca y su coordinación con el Catastro.
  • El deslinde registral de la finca.
  • La rectificación de su descripción.
  • La inscripción de plantaciones, edificaciones, instalaciones y otras mejoras incorporadas a la finca.
  • La inmatriculación de fincas que no estén inscritas a favor de persona alguna.
  • Las operaciones registrales sobre bienes de las Administraciones Públicas, en virtud de certificación administrativa.
  • El expediente de reanudación del tracto sucesivo interrumpido.
  • El procedimiento de subsanación de la doble o múltiple inmatriculación.
  • El expediente de liberación registral de cargas o gravámenes extinguidos por prescripción, caducidad o no uso.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

follow us